miércoles, 18 de marzo de 2009

Conocer lo desconocido


Todo está solo en éste mundo, las estrellas, el viento, los planetas, las nubes, el agua, las olas, la luna y el sol.
Navegamos en un océano de soledad, creemos avistar en el horizonte otra embarcación pero después nos damos cuenta que era sólo la espuma de una ola.
Siempre habrá la necesidad de conocer lo desconocido y entender la quietud de la tierra.
Mientras tanto el viento irá suspirando en los suspiros, las estrellas seguirán brillando en las noches de luna nueva, la lluvia caerá silenciosa y el sol seguirá convirtiendo la oscuridad en luz, en cada amanecer.
Cuando los momentos se hacen eternos podemos ver a través del tiempo que el mundo tiene un respiro más, podemos ver la calle que nos conduce hacia dónde se quiere ir.