viernes, 13 de marzo de 2009

Naciste y vuelas en mis sueños

Mientras el sol cuenta las horas, allá en los astros distantes te contaré una historia. Sin necesidad de un nuevo idioma, te contaré palabras amorosas, te contaré que naciste y vuelas en mis sueños, que una hermosa luna nos alumbra, para escribir nuestro destino. Y cuando con su luz bañe las sombras, me darás besos llenos de pétalos de rosas y caricias eternas.
Porque mis versos tienen dueño, porque mi corazón tiene dueño.