jueves, 14 de mayo de 2009

Primero amarán los ojos


Se aproxima la salida de la luna, de silencio afuera, el pensamiento se acelera en el aire, en la tierra, sube por el espacio, se desgranan los colores como ideas, se siente, se recuerda, surge lo que se creia olvidado. Tropezar con el cielo quieto y profundo, lleno de luz, de ojos y labios, de amor que se lleva adentro. Se escapa la voz de un te quiero, de un tanto contener los besos, de una respuesta a un suspiro, de una sonrisa ligera que se dá con voluntad. Y la noche llegará llena de su aire azul, desde un corazón hacia otro corazón, primero amarán los ojos, al juntarse se amarán los labios.