viernes, 5 de marzo de 2010

No hay más


No hay límites para el amor, todo lo que se crea vá y retorna, se puede entrar a través de los portales infinitos del corazón, vagabundear a través del mundo de los sentimientos ilimitados, hacer que el sol y la luna sean uno sólo, hacernos partícipes de la constancia del Cielo y la Tierra. Quien piensa que puede resistirse a eso, se confunde, se aleja de lo verdadero. Aparta tu mente del mundo y percibe desde el silencio el verdadero sentir, el latir de la vida y del amor. Lo ilimitado vence siempre, no hay más...