viernes, 10 de diciembre de 2010

En las hojas de la vida



El sol durmiente de encendidos rayos, inunda el viento con su luz resplandeciente y anuncia el paso del día, el paso del tiempo. Se vislumbra en la distancia partida y llegada, saludo y despedida, el hola y el adiós. Ciclos interminables que forman parte de la vida que creamos a cada instante. Una ilusión de proyección lejana anda tejiendo delicias que liberan los sueños prisioneros, esos que al despertar nos permiten saber que ya pasaron las horas, que vienen horas nuevas, cargadas de segundos que quizás sean inolvidables o quizás pasen desapercibidos. Se oculta aquello que se presiente, para dejar que sea el viento quien lo pregone en las hojas de la vida.