martes, 28 de junio de 2011

Ese silencio infinito


Hay un tiempo para recorrer, amor para vivir y muchos momentos para compartir. No se puede pensar en el futuro sin que el mundo se mueva, si nos alejamos nada es igual. Los ruidos hacen silencio, las olas no mojan la arena, los caminos no tienen quien los recorra, la música deja de sonar, ni siquiera el sol y la luna quieren entrar por la ventana. El silencio separa cuando no se ha sabido despedirse. Cuando nos alejamos de lo que es, nos alejamos de lo esencial. No sé donde se perdió la oportunidad de encontrarnos, quizás se perdió en la distancia de un silencio. Ese silencio infinito, donde cabe toda una vida.