jueves, 27 de diciembre de 2012

A veces sin saber




Mientras los libros van llenando silencios, se puede contemplar la ausencia. A veces sin saber, dejamos los poemas junto con la hoja de esperanza en los bolsillos de las vivencias. Sueños tejidos a escondidas en los latidos del corazón, en cada pensamiento. En las noches cálidas los nombres quedan en el aire y soplan entre los recuerdos. Nada que retener en la memoria, porque en esos instantes muere la razón, igual que el día ante la llegada de la noche. El tiempo pasa veloz, cuando alguien abraza el alma de alguien.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Experimentar realmente



La compasión es la fuente de lo positivo y el crecimiento personal. Esta bien buscar complacer o ayudar a los demás, pero desde las teorías y conceptos no es posible hacerlo, si la capacidad de comunicarnos con quienes nos rodean es limitada. Mucha información, poco tiene que ver con los asuntos realmente humanos. Antes de intentar ayudar es preciso conocerse a fondo, examinarse honestamente, que esa ayuda no provenga de una necesidad, del deber de hacerlo o por conveniencia, sino del centro mismo del ser, de la compasión que reside en el corazón. Sólo así se puede experimentar realmente la satisfacción de ayudar ... sin necesitar reconocimiento alguno.

miércoles, 31 de octubre de 2012

El reflejo del cielo




En ocasiones se tiene la impresión inequívoca de estar dejando algo importante, se piensa en aquellos lugares de donde nunca nos hemos tenido que alejar. En el horizonte se puede ver el propio reflejo de la vida que se va dejando atrás, intentando cerrar con llave el corazón para no escuchar lo que quiere decir, mientras el reflejo del cielo nos enseña, aquello que alguna vez encontramos en unos ojos, al mirarlos por primera vez. Quizás es esa la miga de pan que nos muestra el camino de regreso, a ese lugar de donde nunca nos hemos ido.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Brevedad




Cuando el tiempo y la distancia deciden abrir sus puertas aparece la certeza y la respuesta.

viernes, 27 de julio de 2012

Cuando se convierte en poema




El amor es para siempre, aunque haga calor, aunque ayer haya llovido, en las mañanas nubladas y en el cielo abierto de una tarde, estando en casa o andando el camino, antes, después, ahora mismo. En los comienzos, en los finales, en los encuentros y desencuentros, cuando al soplar el viento las manos se enfrían, frente al mar, a la montaña, al río o frente a la quietud de un lago. Cuando sale la luna y nos cuenta un secreto, cuando el sol se va al otro lado del mundo a seguir alumbrando los días, en el lenguaje que escriben las palmeras mecidas por el viento, en la paz de una mirada, en el sonido de un canto, al dormir, al levantarse y sobre todo en las noches cuando se convierte en poema. Después de todo y antes de nada.

sábado, 16 de junio de 2012

Como un tesoro escondido




El corazón como un tesoro escondido, posee sus mapas sin caminos definidos, guarda celosamente su riqueza, sus valores, sus sentimientos. Permanece intacto, reposando en el fondo del ser, a la espera de ser descubierto por quien sea capaz de llegar a él. Es como cruzar mares, ríos, desiertos y montañas hasta tocar su puerta. Para poseerlo hace falta cavar con palabras de aliento, mientras se acaricia con mano suave como pétalos de loto, verlo con la mirada que le da la luna al mar, darle calor como los rayos del sol, arrullarlo con el respiro de la inmensidad y aprender a beber su lluvia de latidos. Luego poner atención a lo inaudible, bailar al tiempo de la danza de su ritmo, y siguiendo el compás de sus vientos, romper su silencio solo con el sonido de la espuma cuando toca la arena.

sábado, 5 de mayo de 2012

Los días no son tan largos




Mil y una intención que lleva el viento en el manso fluir del Universo, nubes que llenan la copa de un instante de vida. Allá donde se detiene el tiempo, en ese perfecto compás de un gesto ligero, intento encontrarme, llego a los recodos de mi mente que se entrega a los restos que van quedando del ocaso.
Ser en un sólo segundo, percibir el color en un instante del tiempo, en esa porción de paraíso, donde un día volaron las caricias. Los días no son tan largos para ser olvidados, ni siquiera más allá del horizonte infinito e impredecible.

sábado, 31 de marzo de 2012

Entre los recuerdos




Contemplando el horizonte mientras la espuma arrulla los silencios. El amor no se envuelve ni se adorna con lazos. El aire repite un nombre en el eco del sonido del agua, canta sus versos en un cálido atardecer. Nombre que flota en el aire soplando entre los recuerdos, allí justo donde muere la razón y la intensidad del deseo desaparece. Los sueños se van quedando en el mar ... Y es que el tiempo pasa muy rápido cuándo te abrazan el alma.

miércoles, 29 de febrero de 2012

Como el sol al cielo




Milagros visibles a cada paso, allí a cada instante mostrándose y en ocasiones ni siquiera son percibidos. La mente va del pasado al futuro y viceversa, lejos de todo lo que está alrededor no se puede ver el camino recorrido. Aquí y ahora todo, absolutamente todo está a la disposición, en el único momento real y verdadero, en el caminar consciente la mente también acompaña. La montaña es a la piedra como el agua a la arena, como el sol al cielo, como la respiración a la vida.

martes, 31 de enero de 2012

Corrientes invisibles



Cuando dos seres se encuentran con sus almas convertidas en corrientes invisibles se miran a los ojos sin miedo, se dicen lo que sienten y el amor llega donde tiene que llegar. Dos mundos distintos se unen en eterna libertad. En ese universo que han creado, amanece y anochece al mismo tiempo. En cada amanecer inauguran un nuevo mundo y al anochecer el aire se impregna de sus palabras, todos sus sentidos se sienten mientras el universo baila detrás de la ventana, sus caricias llegan al horizonte donde caminan los sueños, transforman su historia y mueven las alas del corazón con el aire de su respiración. Tienen mil razones para admirarse y en sus corazones ese lugar para quedarse.