sábado, 17 de mayo de 2014

Presencia plena







Meditar es entrar totalmente en el escenario. Ser protagonista de nuestra vida, percibir cada instante como propio, no desde el ego sin desde la respiración, la conciencia y la presencia plena.
No somos máquinas, somos humanos, conectarse con el entorno, con los detalles más pequeños, observar y a veces sonreír hacia dentro, mantener un estado de atención plena, es una manera de vivir en equilibrio total.